Voces a los 4 Vientos: Documental sobre la legislación de radios comunitarias en Chile.

Documental Voces a los 4 Vientos que rescata los trabajo de Radio Placeres de Valparaíso y Radio Galactika de San Antonio. También queda demostrado la paupérrima legislación de medios comunitarios en Chile y la falta de visión del estado para diseñar políticas públicas que promuevan la libertad de expresión y el derecho a la comunicación.

En treinta minutos, el documental “Voces a los cuatro vientos” realiza un panorama de la disputa comunicacional que se vive en el cielo chileno. Entre radios comerciales y los organismos estatales han evitado que las emisoras comunitarias tengan espacios radioeléctricos asegurados. Han frenando cualquier avance legislativo para garantizar el derecho a la comunicación, así como la presencia de la comunidad como una voz libre por el cielo comunicacional. Aún más, frenan cualquier posibilidad que pueda significar quitar algún mínimo espacio de las radios comerciales. Al parecer, hay mucho dinero en juego.

Por medio de diversas entrevistas a actores relevantes de la comunicación comunitaria, directores de medios, técnicos, activistas, comunicadores comunitarios y abogados el documental “Voces a los cuatro vientos” realiza un análisis político y legal de la realidad de las radios comunitarias, sus dificultades, la legislación que ampara a los medios comerciales y las dificultades que han tenido los medios comunitarios para salir al aire. No solo la precariedad económica y de infraestructura con que cuentan, sino también la desprotección legal, que criminaliza y penaliza a quienes ejercen la comunicación.

Luego de explicar los motivos y la importancia que representan en una comunidad, el documental intercala los casos de la Radio Galáctika, Radio Placeres -ambas de la región de Valparaíso- y el programa radial Foro Ciudadano, una iniciativa que lleva varios años al aire. Desde el Estado explican las razones técnicas que permitirían decir que Chile tiene una ley democrática de medios comunitarios. Pero eso, con las experiencias que se muestran, queda absolutamente desmentido por quienes están viviendo la comunicación.

Algunos de los temas que se plantean tiene que ver con que en la comunicación, y específicamente en radio, no se puede continuar pensando solo en obtener beneficios económicos, menos aún si se transparenta que aproximadamente el 95% del espectro radial chileno está en manos de transmisiones de radios comerciales transnacionales. Particularmente llama la atención el caso del consorcio radial Iberoamericana Radio Chile, de España. ¿Cuál sería el interés de que una chilena tuviera el 70% de las transmisiones de España? “Eso es grave”, explica Vicky Quevedo, de Foro Ciudadano, quien plantea la importancia de pensar la comunicación más allá del lucro. Hay aspectos culturales, políticos y sobre todo, comunitarios que se dejan entrever.

En ese mismo sentido, Alfredo González, de la Radio Galáctika pregunta: ¿Qué gana Chile con tener tantas radios comerciales?

Eliana Vidal, integrante de Radio Placeres, critica abiertamente el rol que ha tenido la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi) en las denuncias que han realizado en Valparaíso para acallar las voces de las comunitarias. En el caso de Placeres, tras años de funcionar desde el Teatro Mauri, se vieron obligados a pasar a la clandestinidad y ocultar la antena, los estudios y tener medidas de seguridad. Las continuas amenazas de decomiso, vienen de Tiki González, encargado de la Archi de la V región.

Juan Enrique Ortega, de Eco Comunicaciones, cuestiona el rol que ha tenido el Estado chileno en su supuesto rol de administración de las concesiones radiales. “En realidad el Estado no ha hecho nada, todo está en manos del mercado y de las transnacionales que tienen los recursos… y el aire está siendo explotado por ellas”, expresa. Además, manifiesta que en Chile la gente está acostumbrada solo a recibir información, pero no a ser la voz y ser emisores: “se debe empoderar a la gente para que florezcan nuevas voces que aprendan a hablar y escucharse”, cierra.

Para cerrar el documental, Vicky Quevedo deja una frase resonando para animar a ser voz libre entre tanta concesión privada: “Cuando el volumen de un pueblo comienza a bajar, hay que preocuparse”

De las realizadoras Camila López y Carolina Pulgar, fue grabado durante el año 2013, como parte de su trabajo de Tesis para optar al título de Periodista de la Universidad de La Serena.

Semillas de Agua

Fuente http://www.amarcchile.cl/voces-a-los-4-vientos-documental-sobre-la-legislacion-de-radios-comunitarias-en-chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s